Exportar cosméticos a Rusia

En 2018 notamos un aumento de peticiones de empresas de cosmética interesadas en exportar a Rusia. Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de ellas acabaron cumpliendo su objetivo, posiblemente también debido a la complejidad de algunas certificaciones.

Exportar cosméticos a Rusia

Desde el punto de vista de la certificación, el sector de la cosmética ofrece ciertas peculiaridades que tiene que tener en cuenta toda empresa del sector que quiera exportar a Rusia.

La más destacada es la importancia relativa de la partida arancelaria o HS code. Sí que es verdad que ésta es la primera y más importante información que solicitamos a los clientes, pero también es cierto que no es posible establecer de antemano qué certificación se requiere a un cosmético simplemente basándonos en este dato.

Con certificaciones más sencillas, como por ejemplo las de aceitunas, aceite de oliva o vino, existe una relación directa y unívoca entre el código Taric y el procedimiento a seguir para certificar. Hemos visto que esto no es así en la normativa sobre el calzado, donde, al margen del código arancelario, es la edad del usuario la que determina si es necesario o no realizar un Certificado de Conformidad EAC.

En la normativa sobre cosméticos ocurre algo parecido: aquí el factor que prima es la zona de aplicación del producto.

Si el producto se aplica a zonas sensibles (por ejemplo genitales) deberemos solicitar un Registro Estatal, con consiguiente envío de muestras y test de laboratorio.

Si, por lo contrario, el cosmético no se aplica a zonas (o a pieles) sensibles será suficiente una Declaración de Conformidad EAC basada en el TR/TS 009/2011.

¿Qué documentación es necesaria para vender cosméticos a Rusia?

Si el producto no requiere envío de muestras y test de laboratorio es probable que la única información que necesitemos para realizar la Declaración de Conformidad EAC sea la INSI del producto, o sea el análisis químico cualitativo, en el que aparezcan indicados todos los componentes, sin necesidad de especificar las cantidades de los mismos.

De hecho el INSI es imprescindible desde la primera fase de cotización del servicio: nuestros técnicos lo necesitan para determinar con precisión qué tipo de certificación es necesaria.

Otra exigencia de nuestros técnicos es que el cliente nos indique con claridad la presencia o ausencia de nanomateriales en la composición del producto. Este dato podría no quedar del todo claro en un INSI normal ya que el mismo material tiene funciones diferentes dependiendo de si se encuentra o no en el estado nano. Un ejemplo común es el dióxido de titanio, que puede estar presente en un cosmético en calidad de pigmento blanco en su estado "normal" o de filtro UV protector solar si se encuentra en el estado nano.

 

En resumen: para recibir una respuesta lo más rápida posible recuerde enviarnos a info@gost-standard.es la siguiente información para cada producto de cosmética que quiera exportar a la Unión Euroasiática:

  • partida arancelaria
  • nombre del producto
  • zona del cuerpo en la que se aplica
  • componentes (INSI)
  • presencia o no de nanomateriales.
Comercio exterior Exportar a Rusia Normativa EAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anterior post
Exportar prendas de vestir a Rusia
Siguiente post
El 2019 empieza cargado de novedades