Los riesgos de dejar la certificación en manos de un partner comercial

Con este post pretendemos dar una respuesta (o ayudar a encontrarla) a esta pregunta tan común entre nuestros clientes:

El importador ruso quiere encargarse de la certificación de mi(s) producto(s).
¿Qué tengo que hacer?

Sabemos que uno de los cambios más relevantes entre la normativa EAC y la normativa Gost ha sido la introducción de la figura obligatoria del solicitante, o applicant o заявитель, para la tramitación de los Certificados o de las Declaraciones de Conformidad. El applicant tiene que ser un sujeto jurídico residente en uno cualquiera de los países de la Unión Euroasíatica (para entender qué es esta institución, recomendamos este artículo de hoy) y tiene que presentar la documentación necesaria para obtener los certificados. El applicant es el primer garante y responsable de la veracidad de esa misma documentación.

El importador ruso puede ser mi applicant?Si la empresa exportadora no tiene filial en Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán o Armenia está obligada a confiar el papel de applicant a un tercero:  una empresa especializada en certificación o el mismo importador o distribuidor, y aquí pueden empezar los problemas.

El partner ruso posiblemente estará dispuesto a asumir parte de los costes de la certificación y se comprometerá a conseguir los documentos de exportación en tiempos más breves que de costumbre, pero a la empresa exportadora se le planteará tomar una decisión muy incómoda.

Aceptar la propuesta del partner ruso afianzará sin duda la relación comercial y reducirá unos costes (aunque quizá subiendo otros, como hemos comentado en nuestro blog), pero difícilmente permitirá conseguir los permisos con mayor rapidez dado que el importador/distribuidor medio ruso no se mueve en los entresijos de la burocracia con más eficiencia que un applicant profesional.

Aún más importantes son dos otros factores a destacar.

Todo solicitante que empieza y completa un proceso de certificación tiene la facultad de pedir la revocación del documento. Esto en la práctica significa que el applicant goza de una exclusividad de facto sobre los productos en objeto. Si la relación comercial es fructífera para ambas partes no hay mayor inconveniente, pero en el momento en el que surgen conflictos más de un exportador puede descubrir que la otra parte dispone de un arma de chantaje muy fuerte.

Hay un segundo aspecto muy relevante para las empresas con un fuerte componente tecnológico o de diseño, se trata de la protección de la propiedad intelectual. Descubrir que todas las prendas de ropa destinadas al mercado ruso habían sido copiadas en China pocas semanas después de certificarlas en Moscú fue lo que hizo cambiar de applicant a uno de los estilistas de moda más famosos del mundo, que decidió a partir de entonces contratar los servicios de Gost Standard en Italia. 

A través del applicant pasa la gran mayoría del conocimiento acumulado en años de investigación, todo el know how de una empresa. Este flujo de información sensible no tiene que ocurrir si no existe una relación de confianza sólida entre las partes.

En conclusión queremos añadir que los mismos supuestos pueden darse perfectamente también dentro de la normativa Gost aunque en este caso el applicant no tenga que ser obligatoriamente local: siempre que el partner comercial ruso quiera entrar en el proceso certificativo valdrán las consideraciones aquí expuestas.

 

 

Credit photo: reynermedia en FlickR.

 

Posted in Comercio exterior, Normativa EAC, Normativa Gost and tagged , , , , , , .

Gost Standard España

Gestionamos desde Barcelona toda la certificación necesaria para exportar a Rusia y a la Unión Euroasiática. Consúltanos tus dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *