Marcado EAC: ¿qué pasa si me olvido?

El paso siguiente a la obtención de un Certificado EAC o de una Declaración de Conformidad EAC es el llamado "marcado EAC" que, como hemos visto, consiste en la introducción del logotipo EAC (con una amplitud mínima de 5mm) en el etiquetado y/o en el embalaje del producto. 

Logo EAC

Logo EAC

No estamos hablando de una opción a disposición del exportador, sino de una obligación de ley que le permitirá la libre circulación de sus productos en Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Armenia. Vale la pena destacar que, al tratarse de normativa comunitaria, quedan excluidos del marcado EAC todos los productos que se certifican únicamente en base a la normativa GOST. Es el caso de los azulejos, que no deberían marcarse EAC, a no ser que viajen con un embalaje especial que así lo requiera. 

El Código Aduanero de la Unión Euroasiática (artículo 16.3) prevé dos tipos de sanciones para los productores / importadores / distribuidores que no cumplan con su obligación de marcar correctamente los productos destinados a la Unión:

  • Sanción administrativa, cuyo importe estará entre los 50mil y los 300mil rublos (al cambio actual, entre unos 700 y unos 4.200 euros)
  • Incautación de los bienes.

La buena noticia es que la incautación no suele convertirse en confiscación o decomiso, es decir que casi nunca es definitiva. A partir de aquí, todos son problemas.

La presentación de una Declaración de Conformidad EAC o de un Certificado EAC correctamente conseguidos presupone la buena fe de la empresa que realiza los trámites aduaneros. Por lo tanto, la misma podrá interponer un recurso administrativo contra la incautación de los bienes.

Este procedimiento que, como hemos dicho, tiene normalmente resultado favorable, lamentablemente también tiene un iter burocrático específico que no suele completarse en menos de 40-60 días. Tras recibir la aceptación de los organismos competentes, habrá que pagar la sanción administrativa y acto seguido se podrá proceder finalmente al marcado EAC.

El problema es que el marcado no podrá materialmente realizarse en la aduana donde ha estado retenido, sino que tendrá que llevarse a un almacén aduanero especialmente habilitado para esta acción, con consiguientes costes de transporte añadidos.

En definitiva: "olvidarse" del marcado EAC puede costar muy caro. Tanto en términos económicos como de tiempo. Como mínimo tendremos que esperar dos meses antes de poder llevar el producto a destinación.

 

 

 

Posted in Certificado EAC, Comercio exterior, Normativa EAC and tagged , , , , , , , , , , .

Gost Standard España

Gestionamos desde Barcelona toda la certificación necesaria para exportar a Rusia y a la Unión Euroasiática. Consúltanos tus dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *